viernes, 18 de diciembre de 2009

Artículo: Evitar el sedentarismo.

Programa de cuidado de la salud.

Lic. María del C. Malbrán


• Hacerse de tiempo para dedicar a la actividad física durante la semana.
• Examinar las costumbres y rutinas diarias para replantear el modo de vida.
• Analizar el atractivo potencial de distintas actividades físicas acordes con la edad, sexo, disponibilidad de recursos y tiempo, compañías.
• Observar las horas asignadas a la educación física en forma estricta.
• Postergar otros compromisos cuando se superponen con el tiempo asignado a actividades físicas.
• Realizar las actividades físicas aún en situaciones de fatiga o desgano.
• Reservar parte del tiempo libre para la realización de actividades físicas.
• Comprar libros destinados a la realización de actividades físicas.
• Solicitar opinión acerca del grado de eficiencia con que se realiza una actividad física determinada.
• Adoptar rutinas destinadas a la realización de actividades físicas.
• Optar por la realización de una actividad que implique despliegue físico frente a otra que no lo suponga aunque resulte más placentera.
• Adoptar normas de conducta que significan un cambio de vida destinadas al desarrollo de actividades físicas.
• Cambiar la dieta por aquellos ingredientes que favorecen un mejor estado físico aunque resulten menos apetitosos.
• Ayudar y aconsejar a otros hacia la realización de actividades físicas.
• Asistir a encuentros sociales en los que se realizan actividades físicas postergando otros en los que se persiguen otros fines.
• Ubicar la realización de actividades físicas como prioridad frente a otras actividades habituales.
• Frecuentar personas con intereses por las actividades físicas aún cuando no se compartan otras inclinaciones.
• Participar en la comunidad inmediata en las iniciativas destinadas al estímulo de la actividad física.
• Asociarse a entidades u organizaciones destinadas al cultivo de las actividades físicas.
• Evitar costumbres que atentan contra la realización de actividades físicas (trasnochar, consumir alcohol y tabaco, comer excesivamente).
• Comprometerse para realizar actividades físicas con otros en forma sistemática.
• Adoptar el valor "cuidado de la salud a través de la actividad física" como parte de la propia filosofía de vida.
• En una serie de opciones para utilizar el tiempo libre, optar por aquellas que demandan la realización de actividades físicas.
• Elegir como lugar de esparcimiento o vacaciones el que ofrece mayores y mejores oportunidades para realizar actividades físicas.
• Salir antes del hogar de modo de caminar parte o todo el trayecto hacia el trabajo.
• Preferir la bicicleta como medio de transporte al colectivo o automóvil toda vez que sea posible.
• Realizar las actividades físicas planeadas aún cuando las condiciones físicas o climáticas no sean favorables.
• Analizar el propio rendimiento en actividades físicas de modo de ir paulatinamente aumentando la intensidad y calidad del desempeño.
• Valorar las realizaciones físicas personales en términos del grado de progreso que se va logrando.
Las actividades enumeradas anteriormente representan diferentes niveles de internalización de los valores involucrados. En cada caso, trate de determinar a cual de ellos corresponde o cual ilustra del mejor modo, según la clasificación siguiente:
1. Disposición para recibir/ prestar atención al valor.
2. Disposición para responder al valor.
3. Apreciación del valor o preferencia por el mismo.
4. Conceptualización del valor e integración en un mismo sistema de valores.




Creative Commons License
Evitar el sedentarismo. Programa de cuidado de la salud. by María del Carmen Malbrán is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Argentina License.
Based on a work at mariamalbran.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/choose/.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada